jueves, 24 de abril de 2014

COMO CUIDAR TU PELO DEL SOL, DEL AGUA SALADA Y EL AGUA DE LA PISCINA

No importa si es invierno o verano, siempre debes cuidar tu pelo del sol y de otros factores como el agua salada o el cloro de la piscina cuando decides ir de vacaciones o pasar un día al aire libre. Por si no lo sabías, cada vez que te expones al sol o al agua de la playa, tu cabello se deshidrata, pierde brillo y nutrientes. El efecto del sol sobre la hebra se compara al de un proceso químico suave. Mientras, el agua de mar altera las propiedades elásticas del pelo; dejándolo frágil, quebradizo, poroso, opaco y "pajoso". Por eso, cuando se acaba el verano, muchas mujeres tienen que recurrir urgentemente a un salón de belleza para recibir un tratamiento especial, además de tener que cortar varias pulgadas de cabello dañado.
Cómo proteger tu cabellera del sol:
1. Sea cual sea la temporada del año, siempre que salga el sol hay que protegerse de éste, sobretodo si te vas a exponer a él varias horas. Lugares como el el Meditarraneo por ejemplo, siempre somos bienvenidos a disfrutar de un “verano infinito”.
2. Antes de exponerte al sol utiliza al menos un producto especializado que contenga filtro solar, como champú, mascarilla o productos acondicionadores. Un cabello teñido, alisado o con rayitos (highlights) requiere cuidado extra durante el verano. “Si no te da tiempo de comprar un producto con bloqueador solar para el cabello, prepáralo tú misma. Antes de salir de tu casa mezcla un poco de acondicionador y bloqueador solar (para la piel), aplícatelo y distribúyelo por todo el pelo”
3. Para quienes se tiñen el cabello con tonalidades claras, es recomendable oscurecerlo un poco durante el verano, pues la exposición constante al sol, al cloro y a la sal hace que se aclare demasiado. Si eres rubia y te expones mucho al sol terminarás con una cabellera casi blanca.
4. Mientras más tiempo pases en el agua, más proteínas pierde el cabello. El cloro de la piscina lo decolora, mientras la sal del mar lo reseca. Si vas a nadar a menudo utiliza un gorro.
5. Cuando te expongas al sol, utiliza un sombrero o pañoleta. Y no solamente cuando vayas a la playa o a la piscina, sino en tus actividades diarias; como trabajar en el jardín de tu casa, salir a correr o caminar, pasear con tu perro o llevar los niños al parque.6. Nunca te expongas al sol con el pelo mojado o húmedo, pues los rsyos ultravioletas hacen más daño al cabello cuando éste no está seco. Si no tienes otra opción, cúbrelo con un sombrero o pañoleta, sobretodo si se trata de un momento entre las 12 del medio día y cinco de la tarde cuando el sol está más caliente con una mayor intensidad de radiación ultravioleta. Recuerda que tu cabello sufre tanto como tu piel aunque no te parezca, ni sientas que es así.
7. Para recuperar el brillo perdido, aplica una mascarilla o un acondicionador reconstructor intensivo tan pronto laves tu cabello. Incluso puedes hacer una sencilla y económica mascarilla en casa. Solamente tienes que mezclar una clara de huevo, cinco cucharadas de aceite de oliva y una cucharadita de miel; aplica la mezcla al cabello por 30 minutos, enjuágalo y déjalo secar.
8. Cuando laves tu cabello déjalo secar al natural y usa lo menos posible el secador y otras herramientas de calor, como la plancha o la tenaza, así tu cabello estará menos expuesto al calor, el cual es fatal para el pelo si se combina con varios días de exposición al sol, al agua salada y piscina.