miércoles, 14 de mayo de 2014

¿ES REALMENTE NECESARIO ESTAR ARREGLADA ESTANDO EN CASA O NO?

Hoy en día no todos los trabajos requieren salir de casa para estar 8 horas en una oficina, lo cual indefectiblemente requiere ponerse presentable ya que debes pasar gran parte del día con gente desconocida. Muchas mujeres trabajan desde casa por internet o no trabajan ya que deben dedicarse al hogar… y es aquí donde surge un gran dilema: ¿Es realmente necesario estar arreglada estando en casa o no? ¿Importa la ropa que usemos estando en casa, aunque no vayamos a encontrarnos con nadie? Y la respuesta es: SI!



Aunque pases la mayor parte del día sin ver a nadie, hay alguien para quien siempre debes estar presentable: tú misma! Científicamente se ha demostrado que cuando nos vemos bien, nuestra autoestima se eleva, haciéndonos sentir mucho mejor que cuando no estamos presentables. Cuando tenemos un día libre y nos dejamos estar, o cuando estamos vestidos de forma demasiado casual, generalmente nuestra confianza cae sensiblemente. Si nuestro escenario de acción es el hogar, no tenemos un código de vestimenta porque no tenemos que interactuar con otras personas, y es aquí cuando optamos generalmente por ponernos la ropa mas vieja y desgastada. Después de todo, nadie nos ve y consecuentemente a nadie le importa ¿Verdad? Bien. No es así como funciona la cuestión. Es cierto que de vez en cuando alejarnos de la rutina diaria y de nuestro uniforme laboral puede ser algo terapéutico, pues a todas nos relaja bajarnos de los tacos y andar sin maquillaje los fines de semana (durante el día, por supuesto). Pero la cosa cambia totalmente cuando pasamos meses y años usando harapos para vestir, pues las consecuencias se traducen en un gran daño para nuestra autoestima. Es muy común ver a mujeres que abandonan sus trabajos para dedicar su tiempo a sus hijos, para criarlos y estar con ellos en casa. Y cuando pasan los años y se dejan estar comienzan a lamentar la pérdida de sus ingresos, de su autoestima y de la bonita ropa que solía vestir cuando tenía su propio salario. Si eres una mujer de las que trabajan en casa no tienes porque estar vestida siempre como una pordiosera… y si así lo haces, no te sorprendas cuando tus propios hijos comiencen a tratarte como si fueras la empleada. Si es esta tu realidad, estas a tiempo de cambiarla! Como cambiar el uniforme de entre casa por un conjunto como y a la moda: Si bien estando en casa se prioriza la comodidad, esta razón no tiene porque llevarte a vestir joggins, camiseta y zapatillas. Guarda este uniforme para el gimnasio y toma las riendas del asunto! Debes elegir ropa casual, pero que te estilice, que beneficie tu figura y te haga sentir elegante y cómoda, llena de confianza: como la mujer que eres! (O solías ser antes de caer en este vicio). Tu imagen cambiará notoriamente, no solo frente al espejo, sino a los ojos de los demás, tanto de tus hijos como de tu marido, tanto para el verdulero como para las personas que veas a diario. A continuación te presentaremos algunos equipos que te ayudarán a pasar tu día de una manera más elegante, tanto para estar en casa como para ir a hacer los trámites de la calle.
  • El poder de la camisa: Una camisa clásica, con un buen corte, inmediatamente destacará cualquier conjunto, incluso cuando estés usando jeans. Para un estilo más refinado, agrega un chaleco, un pañuelo al cuello, una chaqueta o un saco.
  • El twinset: Los twinsets  o sueters son populares desde hace varias décadas, y esto se debe a su capacidad de combinarse con varias cosas. Úsalos con una falda, con un par de jeans, o usa sólo la musculosa y lleva el saquito sobre los hombros. Hazlo como quieras. Los twinsets te dan la posibilidad de elegir.
  • Una falda casual: Nada mejor para verte totalmente elegante y femenina. Prueba con una falda casual de jean, corderoy, algodón, o de cualquier otra tela que no conlleve mayor mantenimiento. Úsala con algo más elaborado, y lucirás grandiosa en cualquier caso.
  • Un top de moda: Ideal para lucir actualizada y sin gastar demasiado dinero. Elije un par de tops de moda para cada temporada y transfórmate en la fashionisita de tu grupo de amigas.

  • Accesorios de moda: Ideales para transformar cualquier conjunto. Intenta con un par de zapatos elegantes, gafas de sol, un cinturón, un nuevo bolso y mucha, pero mucha bijou!. Conviértete en una persona aficionada a la moda sin gastar demasiado.
Desde luego, estos looks requieren un poco más de imaginación que la clásica combinación de jeans y remera o camiseta, pero la recompensa vale el esfuerzo. Cuando te sientes bien contigo misma, es totalmente notable, pues se ve en tu actitud, en tus niveles de energía, y en la calidad de tu vida. Haz a un lado tu carnet de membresía del escuadrón de los jeans y la sudadera! Ten a mano algunas prendas casuales y desafíate a encontrar distintas formas de combinarlas todos los días, ya sea cuando te encuentres con clientes, cuando lleves a los chicos a la escuela, o cuando te juntes con las chicas para almorzar.


Recuerda tu imagen es la que comunica a los demás la manera en que deben tratarte. Procura abandonar la sudadera por algo más respetable, algo que sea capaz de proporcionarte el respeto que mereces.


Y no olvides que como mujeres que somos tenemos un derecho nato a ser coquetas y vernos bien en cualquier ocasión!