martes, 24 de junio de 2014

DECORACIÓN EN NARANJA Y GRIS, UNA COMBINACIÓN FUERA DE LO COMUN

El dia de ayer una mi amiga Lorena Rojas de Argetina, me pidió consejo de  como poder decorar la oficina de su esposo me decía que quería en color naranja y gris.  Hoy quiero compartir con ustedes  una tendencia que cada vez se ve más en las tiendas, y es la combinación de este con el color gris. El motivo de estos dos colores es sencillamente porque el gris neutraliza al color naranja, hace los espacios más apacibles y deja que el énfasis se lo lleven los detalles y como siempre me emociona la decoracion les dejo como pueden decorar las diferentes habitaciones de casa



Este es ejemplo de una oficina en la pares gris y estanterias color naranja con metal  y sobre todo el uso del negro y detalles blancos para restarle la monotonía que podría tener al ser tanto paredes como suelo grises. El flexo naranja es otra nota de color que no distrae de la estantería, la verdadera protagonista del conjunto.



Sobre estas líneas tienes un buen ejemplo de cómo usar ambos tonos. El naranja sirve para los complementos, como el sillón naranja con un estilo futurista o la mesa de centro con cuadro en color naranja y naranjas como decoracion. Pero las grandes piezas son de color gris para no agobiar a la vista. Observa cómo la combinación del pequeños detalles en blanco como los floreros les da un look mas suave, no destaca pero sabemos que está ahí, es un punto de descanso para la vista. Ve también cómo encima de la mesa hay como unos accesorios en color blanco que todo eso le da  un toque en el ambiente



Aquí  tienes un buen ejemplo de cómo usar ambos tonos. El naranja sirve para los complementos, como los cojines o el gran cuadro que hay sobre el sofá. Pero las grandes piezas son de colores más neutros para no agobiar a la vista. Observa cómo la combinación de paredes blancas invitan al descanso



No me resisto en enseñarles un atrevimiento: el comedor que tienes sobre estas líneas. Observa cómo es un mesa color marrón, sin nada de particular. Unas sillas en color naranja, un lampara redonda en color naranja… y un fotografía panorámica de tus niños en color blanco y negro que hay al fondo marca la diferencia para bien. Ha conseguido con estos complementos darle una personalidad totalmente distinta a un comedor que podia her sido sencillo en algo muy bonito. ¿Te atreves?



Si no se atreven con un naranja radical, ¿por qué no pintar las traseras de un mueble? En el estudio que veis sobre estas líneas, se ha combinado el naranja del fondo de la estantería, con el gris de las paredes, con el blanco y negro resto de objetos. Actualmente en el mercado hay muchos complementos blancos que pueden ayudar a completar este tipo de estancias aportando personalidad  pero sin quitarle protagonismo al resto de muebles.

Este cuarto de baño tienes los tonos tanto en gris como el naranja y combinado con muebles en color madera es el  que mas me ha gustado y el estilo minimalista hace que sea un baño fuera de serie.