jueves, 5 de junio de 2014

LA SOSTENIBILIDAD ESTA EN LA MODA: ROPA RECICLADA



Semana Sostenible hace un top de 10 casos en los que diseño y medio ambiente han logrado convivir en paz.
1. Patagonia, los arriesgados
El 28 de noviembre del 2011, más conocido como Cyber Monday en Estados Unidos, la línea de ropa Patagonia lanzó una campaña mundial en contra del consumo de recursos naturales que implica fabricar cada prenda. El Cyber Monday fue diseñado como una estrategia  de saldos  para lograr compras masivas por internet.
Patagonia  llamó la atención de los consumidores sobre el hecho de que, para vivir, usamos los recursos equivalentes a los que hay en la tierra multiplicada por dos. Para hacerlo,  compró una página entera del New York Times en la que se mostraba la imagen de la chaqueta más vendida  de Patagonia, la R2, y abajo una frase que decía: “No compre esta cahqueta”. Pero, ¿por qué   la misma marca decía que no compraran su  best-seller en chaquetas?
Debajo de esta frase  se mostraba en cifras cuál era el costo de cada una de estas chaquetas  en términos de agua y CO2. A continuación había otra frase que decía: “Piénselo dos veces antes de comprar cualquier cosa”.
La campaña, que parecía demasiado aventurera, tuvo un éxito rotundo y las ventas de Patagonia se dispararon. Así mismo, esta marca  está comprometida con ese lema desde entonces: sus productos duran más, son amigables con el medio ambiente y muchas veces usan materiales reciclados. Un ejemplo de que para ganar hay que arriesgar.
2. M&S: reciclar paga
La cadena británica Marks & Spencer  hicieron una convocatoria este año para que todos sus compradores lleven la ropa usada que tienen a sus tiendas. El objetivo de este proyecto es reciclar más de 20 millones de prendas para el 2015.  Si lo cumplen, la reducción de costos y efectos adversos para el medio ambiente serían enormes. Aunque parece superfluo,  no es una cifra fácil de conseguir y a que muchas personas no están acostumbradas a llevar la ropa que no usan a una tienda ni conocen del reciclaje de ropa.
Cada prenda será reusada y convertida en algo diferente, que será vendido en futuras colecciones de  este almacén. El reciclaje se hace en las instalaciones de M&S, que han adecuado espacios especiales para que las personas lleven cada tipo, color y tamaño de ropa que tengan. Esta campaña muestra  que las tres palabras claves  de los ambientalistas, reduce, reúsa, recicla, sirven en  cualquier escenario.
3. Stella Mccartney, la emperadora
Desde el 2007 esta diseñadora, una de las más reconocidas en las pasarelas internacionales, ha estado comprometida con la política de no usar pieles  ni cuero provenientes de ningún animal en sus diseños.  Criada en una finca  en Sussex donde todo era orgánico, McCartney ha dicho que fue criada “para entender que todos estamos juntos en el mismo planeta. La idea de asumir una responsabilidad por lo que tomamos de la Tierra no es algo que nos enseñen, sino que cada quien debe entender y aceptar”.
En el 2009 recibió un premio del Natural Resource Defense Council, NRDC, por su apoyo y compromiso con el medio ambiente y en el 2013, el día mundial del medio ambiente  específicamente, sacó un comunicado en su página en el que informaba a sus compradores que todos sus productos  son y serán más sostenibles con cada colección. Un ejemplo de esto es que en las colecciones de este año usa algodón orgánico, forros para chaquetas y carteras hechos de ropa reciclada, suelas biodegradables,  lana certificada como eco amigable en su línea para niños y bebés y materiales renovables en sus gafas de sol.
Si todo lo anterior parece poco, Mccartney tiene  tres grandes proyectos que giran en torno a la sostenibilidad: su colección con adidas, que usa materiales orgánicos, renovables y reciclables; La unión de la marca Stella Mccartney a Clean by Design, una iniciativa del NRDC que busca mitigar el impacto en el medio ambiente desde el diseño y su reporte ambiental, un proyecto de periodismo investigativo con el que busca rendir cuentas a la sociedad sobre sus procesos de confección.
Controvertida, heredera y diseñadora son algunas de las palabras que describen a esta mujer que, como ningún otro, se ha vuelto la voz del medio ambiente en el mundo de la moda.
4. H&M, un compromiso social
Este año la cadena de ropa H&M lanzó al mercado la Conscious Collection,  el producto insignia de H&M Conscious, un proyecto  con el que buscan, poco a poco, transformar la operación de este gigante de la moda y volverla sostenible económica, social y ambientalmente.
La colección, que puede encontrarse en las tiendas en línea de H&M, es biodegradable, usa algodón 100% orgánico y ropa reciclada. Es una colección como cualquier otra de la marca: hay de todo para todos; desde ropa para niños, hasta camisas, vestidos y pantalones para mujeres embarazadas.
Basados en lo que llaman las tres p, people, planet and profit, H&M entiende la sostenibilidad como algo que no solo llega a las comunidades, sino que las impacta y que es sustentable. Así mismo,   tienen un mensaje poderoso con el buscan tocar las fibras sensibles de toda la industria: hacer de la sostenibilidad moda y de la moda algo sostenible.
5. Suno, los pacifistas
En 2010 esta marca entró con fuerza al mundo de la moda al ser una de las finalistas del concurso anual de la CFDA y la revista Vogue. Con sus telas hechas de prendas típicas kenianas que respondían de manera pacífica a la violencia post elecciones de ese año en el país, con un sentido limpio y colorido de la moda y con dos diseñadores estrella, Max Osterweis y Erin Beatty,  llegaron a las pasarelas más importantes del mundo con un mensaje de doble impacto: hay que cuidar el  planeta y las sociedades donde vivimos.
Siempre de la mano del medio ambiente, Suno ha sacado varias coleccionas en las que priman  de dónde viene las telas y los productos y cómo se van a presentar.  Esto queda claro en su última colección Primavera-Otoño 2013 en la que mezclan telas viejas, recicladas y reusadas con textiles brillantes y orgánicos.
Esta marca es el ejemplo de que la sutileza no siempre es la mejor opción.
6. Puma, las cifras importan
Reconocida como una de las marcas deportivas más importantes, Puma ha asumido un compromiso social y ambiental en los últimos años. En  el 2012 anunciaron el lanzamiento de su  colección InCycle que, por primera vez, estaba  hecha de materiales biodegradables y reciclables.
Lo maravilloso de esta colección fue que  todos los zapatos estaban hechos de prendas, zapatos  o accesorios que personas alrededor del mundo habían depositado en  las canecas que la marca  ubico en sus tiendas. Este proyecto recibió el nombre de Take me back, tómame de vuelta en español, y le mostró al mundo de la moda  que reciclar es posible y que puede  tener resultados tangibles.
Esta iniciativa fue diseñada por la marca después de que su informe anual de Pérdidas y ganancias ambientales mostrara que  el 57% de sus pérdidas y de los daños que estaban causando al medio ambiente  se debían a los materiales que estaban usando.
7. Levi´s, jeans sin agua
Reconocida en 2011 por The Daily Green como una de las marcas más innovadoras, Levi´s ha hecho lo que parecía imposible: fabricar jeans que no necesitaran toneladas de agua para existir. Con su línea Waterless Jeans, Jeans sin agua en español, lograron reducir el uso de agua en el proceso de fabricación de sus pantalones en un 96%.
Con el eslogan “vivir responsablemente nunca está pasado de moda”, Levi´s Eco, la rama ‘verde’ de la compañía, ha logrado  que diseñadores, compradores y anunciantes le apuesten a un mundo de la moda que sea vanguardista, creativo y sostenible.
8. Prabal Gurung, la promesa
Considerado uno de los niños-genios de la moda y el diseñador de cabecera de Michelle Obama, Prabal Gurung lleva  confeccionando vestidos reciclados desde 2011. Uno de sus momentos más importantes fue cuando la  modelo y embajadora de Lancôme, Elettra Wieddeman usó uno de sus vestidos reciclados en la gala del MET.
Es uno del os diseñadores comprometidos a tener prácticas sostenibles. Esto se ve en la página oficial de Prabal Gurung donde bloggea y sube notas en las que habla sobre medio ambiente, inspiración de moda sostenible y formas de compromiso social similares a su fundación,  Prabal Gurung, que ayuda a  niñas de su natal Nepal a completar su educación.
9.  Bruno Pieters, el innovador
Este diseñador belga revolucionó el concepto de moda eco-amigable al lanzar su iniciativa, Honestby.com. En esta página Pieters muestra 56 prendas para hombre y mujer hechas de materiales biodegradables, reciclabes y reusables. También hay telas hechas con productos veganos.
Lo realmente innovador del sitio es que permite a todos sus vistantes ver  de dónde viene cada tela, cómo ha sido tratada, con qué , en qué lugar del mundo y por quién. También se incluyen los datos de contacto de cada contratista. Aparte de eso, en la sección de "precios", no solo se vende la ropa, sino que se incluye el precio por metro de cada material, cuánto se usó y cuáles fueron las ganacias de cada pieza. Esto es algo nuevo en un sector dodne la transparencia no siempre es la pauta.
10.  Manolo Blahnik y X.M Patmos,  calzado transgresor


Manolo Blahnik es el zar de los zapatos de lujo. Sus diseños han sido usados desde Sex and the City hasta Girls y son considerados una firma personal que cada muejr tiene en su armario. Por todo lo anterior resulta tan importante uqe se haya unido a Marcia Patmos, de Lutz & Patmos, para lanzar una línea de zapatos que nunca nadie se había atrevido a imaginar: zapatos con suelas hechas, en su totalidad, de piel de tilapia, corcho y rafia.  Con esta línea Blahnik y Patmos  le apuntan a todo lo que la moda y la sostenibilidad deben ser: innovación, riesgo y sustentabilidad. Un proyecto descrestante.