google-site-verification: googlebb33e364bf4287fa.html SIEMPRE GUAPA CON NORMA CANO: EL PORQUE MANTER TUS BROCHAS DE MAQUILLAJE LIMPIAS

domingo, 1 de junio de 2014

EL PORQUE MANTER TUS BROCHAS DE MAQUILLAJE LIMPIAS



Higiene en tus brochas

Hoy quiero hablarles de un tema muy importante para todas aquellas que se maquillan, no sólo para los profesionales.
Se habla mucho acerca de la importancia de limpiar bien las brochas, pero poca gente es realmente consciente de lo que conlleva una mala higiene en las brochas y pinceles, y es que puede desde estropearnos nuestros productos, hasta crearnos infecciones en la piel.
Mucha gente piensa que da igual, que no es para tanto, pero yo he visto una brocha sucia en un microscopio y les puedo asegurar que desde entonces me da verdadero asco usar una brocha sucia en mi cara y muchísimo menos en la cara de un cliente.
No se trata de volverse paranoico con  la limpieza, pero sí llevar una cierta rutina.
Bacterias que encontramos en los cosméticos
Limpiador de brochas de maquillaje casero
STAPHYLOCOCCUS AUREUS es un grupo de bacterias que pueden causar multitud de enfermedades debido a la infección de diversos tejidos del cuerpo.
PSEUDOMONAS AERUGINOSA es una bacteria que vive en el suelo, en el agua, e incluso en ambientes húmedos, como puede ser el cuarto de baño y también en muchos de nuestros productos.
ESCHERICHIA COLI es el nombre de una bacteria que vive en el tracto digestivo de humanos y animales.
Importancia de la higiene diaria
Los aceites naturales de nuestra piel salen a la superficie para posteriormente ser eliminados por nuestro gel/jabón habitual. Si no limpiamos bien la piel, esos aceites y las bacterias correspondientes permanecen en la superficie. Por lo tanto, cuando utilizamos nuestra brocha para ponernos el colorete, por ejemplo, ese aceite pasa a la brocha, y de la brocha a tu colorete. Repito que no hay que volverse loco tampoco, pero ser consciente de esto e intentar mantener una higiene.
Seguro que muchas veces os ha pasado que al cabo del tiempo, un colorete, o unos polvos compactos que usáis con frecuencia, presentan como una capa más compacta y el producto deja de pigmentar como antes. Eso no son más que aceites y bacterias de nuestra piel que han ido a parar a ese producto, el polvo lo absorbe y como consecuencia cambia su textura.
Estos son los básicos del maquillaje que todas deben tener.

LIMPIEZA

  • En el caso de las brochas y pinceles, basta con limpiarlas después de su uso. No hace falta que sea inmediatamente después, pero al menos el mismo día, o al siguiente, pero que siempre estén limpias antes de usarlas de nuevo. La pastilla de jabón de coco es mi opción favorita.
  • Hay que intentar además no dejar los pinceles al aire libre, y tampoco dejarlos en contacto con la humedad, como puede ser en el baño. Si lo haces, que sea dentro de un armario, vitrina o en un cajón.
  • Esto es importante sobre todo para quienes tengáis problemas de acné. Limpia tus brochas todos los días.
Yo recomiendo lavar los pinceles cada día que se usen, puede parecer pesado pero si te acostumbras, es una rutina más, y no te lleva más de 5 minutos. Yo lo que hago es limpiarlas con jabón de coco. Nunca les pongo suavizante, noto que apelmaza el pelo y lo recubre de aceites.

DESINFECTAR

Cuando necesitéis desinfectar un producto (como lápices, si hemos tenido alguna infección, labiales o productos en polvo o crema), esta es la rutina que yo sigo:
  • En mi caso lo que hice fue comprar un spray vacío y lo rellené con alcohol. Basta con pulverizarlo sobre vuestras brochas y pinceles al acabar de limpiarlas, sobre vuestras sombras de ojos y sobre todo productos que están en contacto directo con la piel, como los polvos compactos o los coloretes. Esto último se puede hacer de vez en cuando.
  • Con los productos en crema, primero quito una fina capa con un poco de papel, y después lo pulverizo.
  • Con los lápices de ojos y perfiladores de labios es muy parecido. En este caso, los mojo en alcohol y después les saco punta. Esto es especialmente importante si tenéis los ojos sensibles y propensos a infecciones.
  • Las barras de labios las podéis mojar en alcohol también, así mismo como los aplicadores de gloss.
  • En cuanto a las máscaras de pestañas, si son maquilladores, usar siempre desechables. Pero uno para cada ojo, porque si usamos uno y lo metemos de nuevo en la máscara para el otro ojo, no estamos haciendo nada.
El alcohol no arrastra la suciedad, por lo que no es efectivo como limpiador sino como desinfectante. Lavar (que no pulverizar) nuestros pinceles con alcohol estropeará el pelo a la larga, lo parte y lo decolora, del mismo modo que lo haría en nuestro pelo, ya que al fin y al cabo es pelo natural.